top of page

NOTICIAS

Viejos y virus



Carolina Sanín




Ya desde el preámbulo de la cuarentena, el asunto se torció: al llamar a la cautela frente a la infección por coronavirus, el presidente se refirió a los ciudadanos y las ciudadanas mayores de setenta años como «abuelos». En lugar de limitarse a reconocer y transmitir que cierto grupo de edad era más vulnerable ante la infección, y de garantizar su cuidado por parte del Estado, procedió a elaborar una caracterización del grupo. Según esa caracterización, los ciudadanos mayores de setenta años tenían y mantenían necesariamente determinados vínculos familiares, que respaldaban su valor como individuos; habían tenido hijos, y sus hijos habían tenido también hijos, que eran cercanos a sus abuelos.