NOTICIAS

ENCUENTRO CON CANDIDATURAS AL CONGRESO PARA LA REFORMA POLICIAL

Actualizado: 1 abr




El lunes 14 de febrero Temblores ONG llevó a cabo un encuentro entre aspirantes a pertenecer al Congreso de la república estos próximos años, entre quienes se encontraban las candidaturas al Senado de Camilo Florido por Colombia Justa y Libres y el partido MIRA, e Inti Asprilla por el partido Alianza Verde, y por la Cámara de Representantes por Bogotá, Diana Rodriguez candidata por el partido Alianza Verde, Maria Fernanda Carrascal por el Pacto Histórico, Juan Carlos Losada por el partido Liberal y Gabriel Santos por el Centro Democrático


La discusión giró en torno a una posible reforma policial a la que desde Temblores hemos querido dar visibilidad bajo la necesidad de tener un enfoque en derechos humanos, por ello queremos que la ciudadanía conozca y discuta sobre la situación para así elegir de manera informada a quienes nos gobernarán entre 2022-2026.


Entre los más destacados del primer bloque de preguntas relacionado con el deber ser de una reforma policial, se resalta la salida del Ministerio de Defensa, la necesidad de un diálogo que ponga los diferentes actores a llegar a acuerdos para su correcta reestructuración, la necesidad de formación y educación dentro de la institución, además de una veeduría en la que se pueda hacer la revisión de diferentes procedimientos tanto en el marco de lo cotidiano, como los escenarios de protesta social.


En el segundo bloque se planteó la pregunta de cuáles son los obstáculos que se pueden ver en el camino para esta reforma por la vía legislativa, casi que a modo de consenso, se mencionó la existencia de una percepción de deslegitimación de la Policía por parte de la ciudadanía.


Ahora compartimos algunas de las particularidades que dijo cada candidatura:


Camilo Florido en sus intervenciones mostró preocupación por la relación entre la Policía y ciudadanía y propuso así un protocolo de comunicación entre las partes, una profesionalización y fortalecimiento de la Policía, una ampliación del número de funcionarios y la construcción de una Ley integral de seguridad y defensa. Estuvo en desacuerdo con la propuesta de sacar a la Policía del Ministerio de Defensa y argumentó, que al ser una institución nacida en el seno del ejército, mantendrá su independencia y su no politización.


Diana Rodriguez por su cuenta propuso una reforma policial donde se fortaleciera la institución a la par que se realicen reformas en pro de los DDHH. Así, resaltó la existencia de un claro problema de percepción desde y hacía la Policía, y recalcó que los sectores detractores de cualquier reforma lo ven como un ataque, por ello vio la necesidad de un diálogo entre las partes para generar una reforma balanceada. Siendo consciente de la visión militarista que existe en la Policía, Diana marcó su posición a favor de que la institución salga del Ministerio de Defensa y pase al Ministerio de Justicia. Allí enfatizó que es indispensable que se realicen investigaciones sobre el uso de la fuerza de la mano de sectores civiles y organizaciones en pro de los DDHH, y propuso un fortalecimiento de los gestores de convivencia en donde las sanciones y correctivos tuvieran un enfoque de DDHH. Y por ultimo Diana fue la única candidata que puso énfasis en el enfoque de género en los distintos procedimientos.


Inti Asprilla planteó la problemática del manejo de la policía durante el gobierno actual donde mostró la necesidad de eliminar el enfoque militar además de clasista dentro de la institución, lo cual se ve reflejado en los abusos de autoridad por parte de la misma. También propuso eliminar el fuero penal militar de las ciudades, y manifestó que la Policía debe salir del Ministerio de Defensa resaltando la necesidad de su autonomía. Inti también manifestó la necesidad de la eliminación de las armas denominadas no letales y que exista un acompañamiento de población civil en los procedimientos. Entre sus intervenciones señaló que el discurso de seguridad ha sido usado para reprimir, con lo que trajo a colación la Ley de seguridad que fue aprobada a inicio de 2022, donde se fortalece a la policía "a niveles problemáticos". También, destacó que existen sectores que a cualquier tipo de control civil lo toman como un ataque y criticó el uso del término de polarización ya que el accionar de la Policía es quien ha generado esa mala visión.


Maria Fernanda Carrascal recalcó lo fundamental de una reestructuración de la fuerza pública y pasarla bajo el Ministerio del Interior, es partidaria de la formación de la policía en DDHH, darles estudios en educación superior donde puedan acceder a las diferentes ramas del conocimiento y generando incentivos para ello, planteó la eliminación de los “incentivos por comparendos”, de las armas no-letales y otras como la tipo VENOM, el estrangulamiento como método de inmovilización, además de propuso la presencia de testigos civiles en la realización de comparendos, una veeduría femenina en los traslados por protección (agregó que cuando los traslados son por violación debe dirigirse directamente a un centro de salud) y en investigaciones de cualquier tipo, acompañada de un seguimiento por la justicia ordinaria. Manifestó estar de acuerdo con que una de las causas para que no se dé esta discusión, es de tipo cultural, donde existe una criminalización de la ciudadanía por parte de la policía por lo que hace énfasis en una comunicación efectiva, finalizando con la afirmación de que la policía es parte del pueblo y no debería existir ese choque policia-ciudadanía.


Juan Carlos Losada manifestó estar de acuerdo con el traslado de la policía del Ministerio de Defensa al Ministerio de Justicia, haciendo la crítica a colocarlo en el Ministerio del Interior argumentando una posible politización dentro de la institución, propuso la existencia de un acompañamiento sicológico en el ingreso y durante la trayectoria por la policía, también un reporte diario de sus jornadas el cual debe ser transparente para la revisión ciudadana. Fue clara su posición de agrado a la necesidad de un diálogo entre las partes ya que ciertos sectores están cerrados a la discusión, este diálogo debe tener mediadores internacionales si el gobierno de turno no sigue atacando a las organizaciones multilaterales.


Gabriel Santos Manifestó agrado con que se debe hacer una reforma policial y el retiro de ésta del Ministerio de Defensa ya que existe una visión militarista dentro de la misma, agregó que la policía debe competir en términos presupuestales con el resto de fuerza pública, además de ser necesario destrabar las situaciones mas conflictivas entre ciudadanía y policía colocando el ejemplo de la legalización del consumo adulto de sustancias. Señaló que la principal causa de que no se haya dado la discusión es la percepción de que se quiere acabar con la policía por lo que se le cierra las puertas a la discusión.


Desde Temblores ONG. reconocemos que los cambios se hacen de manera colectiva, por ello nos seguiremos empeñando en la lucha por una reforma policial ya, transformando a la institución como aliada y no enemiga del pueblo, con un enfoque humano y justo, por lo tanto seguiremos trabajando en hacer temblar las placas tectónicas de la desinformación y construir los pilares para luchar en contra de la violencia.


Por Nicolás David Maldonado Pinilla.

(Pasante de Buseta Electoral)



39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
circulo-amarillo.png