top of page

Suscríbete a nuestra lista de Newsletter

¡Gracias por suscribirte!

  • X
  • Instagram
  • Facebook
  • TikTok
  • LinkedIn
  • Youtube

Síguenos

© 2024 Temblores Ong. 

Comunicado sobre los hechos de violencia policial e institucional ocurridos en la manifestación del 8 de marzo de 2024



El pasado 8 de marzo nuestra organización salió a las calles de Bogotá en el marco de las manifestaciones por el día internacional de las mujeres trabajadoras. Como ha sido de conocimiento público, esta manifestación estuvo marcada por diversas prácticas de hostigamiento y represión a la protesta social que afectaron particularmente a mujeres y niñas. Esto ha abierto múltiples interrogantes alrededor de cómo la Policía y las instituciones civiles están abordando la protesta social y cuáles son los alcances reales de la implementación del enfoque de género.


Desde Temblores Ong queremos llamar la atención sobre cuatro hechos puntuales: 


  1. Presencia desmedida y hostigante de la Policía: Desde el inicio de la movilización se registró una presencia excesiva y a corta distancia de uniformados y vehículos de la UNDMO, Fuerza Disponible y Policía Metropolitana de Bogotá. A pesar de que la Alcaldía Mayor de Bogotá, en cabeza del alcalde Carlos Fernando Galán, ha mencionado que esta presencia tenía el objetivo de acompañar la manifestación y garantizar los derechos de la ciudadanía, desde nuestra organización pudimos observar que esta presencia intimidante contribuyó a construir un ambiente tensionante entre manifestantes y fuerza pública. Esta tensión se intensificó con prácticas como la amenaza ejercida por parte de algunos uniformados con dispositivos de control eléctrico (conocidos como “teiser”) hacia manifestantes pacíficas y defensoras de derechos humanos, y golpes de escudos contra el suelo mientras las manifestantes caminaban al lado de los uniformados. 

  2. Intervención violenta y no diferenciada por parte de la Policía: Si bien la Alcaldía Mayor de Bogotá argumentó que la intervención con granadas aturdidoras por parte de la UNDMO había sido una respuesta proporcional a una lectura sobre un riesgo potencial hacia la integridad de los uniformados, el uso de estas armas fue indiscriminado, pues fueron lanzadas a corta distancia y de manera directa contra las manifestantes y terminaron diluyendo en su totalidad una manifestación que en su mayoría era pacífica. Esta intervención no corresponde con los lineamientos planteados por el enfoque de género que se ha pretendido implementar en el denominado “Proceso de Transformación Policial + Humana”, pues las intervenciones de la UNDMO siempre deben estar antecedidas por el agotamiento del diálogo y además deben contemplar a las poblaciones a quienes se está afectando con el uso de la gran variedad de armas menos letales que los uniformados tienen a su disposición. En este caso, a partir del miedo generalizado generado con la disolución de la marcha, se terminó expulsando del espacio público a niñas, niños, madres, abuelas, entre otras poblaciones. Paradójicamente el actuar de la Policía en este contexto reprodujo las violencias que se denunciaban en esta manifestación asociadas al derecho de habitar y transitar el espacio público con tranquilidad y libertad para todas las personas, en especial mujeres y disidencias sexuales y de género.

  3. Comprensión y abordaje institucional limitado sobre la manifestación: A pesar de que la Alcaldía Mayor de Bogotá comunicó que la falta de luz y de rutas de evacuación en la Plaza de Bolívar correspondió a eventualidades no previstas, los efectos que ocasionaron estas falencias demostraron que la respuesta institucional para solventarlas en terreno y garantizar la seguridad de las manifestantes fue insuficiente. Por lo tanto, estas fallas logísticas manejadas inapropiadamente implicaron una responsabilidad por omisión que las autoridades competentes no han asumido. Por otro lado, nos preocupan las declaraciones emitidas por algunas instituciones como la Secretaría de Seguridad, en las que se menciona que las niñas y niños no deberían asistir a las manifestaciones. Estas declaraciones desconocen, en primer lugar, el derecho a la protesta de toda la ciudadanía. Segundo, ignoran las particularidades de las manifestaciones feministas y de mujeres, donde en muchos casos las madres deben asistir con sus hijos e hijas porque son ellas las principales responsables de su cuidado. Tercero, le atribuyen la responsabilidad a la ciudadanía de su propio cuidado, cuando es un deber del Estado garantizarla. 

  4. Declaraciones estigmatizantes sobre la protesta social: Rechazamos las declaraciones estigmatizantes por parte de instituciones y funcionarios públicos sobre la protesta social en el marco de esta jornada, como el perfilamiento de mujeres señaladas de vandalismo realizado por la Alcaldía de Medellín y la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá y las descalificaciones de la directora de la Defensoría del Espacio Público de Bogotá (DADEP), Lucía Bastidas. Estas declaraciones van en contravía de la sexta recomendación hecha por la CIDH en el marco de su visita de trabajo a Colombia en 2021, que señala que: “los funcionarios públicos tienen el deber de abstenerse de realizar declaraciones que estigmaticen o inciten a la violencia contra las personas que participan de las manifestaciones y protestas, en especial jóvenes, pueblos indígenas, personas afrodescendientes, mujeres, personas LGBTI y personas defensoras de derechos humanos”.¹

Finalmente, desde Temblores Ong le hacemos un llamado a la Policía Nacional, al Ministerio de Defensa y a la Fiscalía General de la Nación para que se adelanten las investigaciones pertinentes sobre presuntos hechos de uso desmedido de la fuerza. Así mismo, a partir de lo ocurrido, solicitamos que se revisen los protocolos de intervención con enfoque de género. Por otro lado, le exigimos a las instituciones civiles que de cara a próximas manifestaciones haya una real articulación interinstitucional y con las organizaciones sociales y que se garanticen todas las condiciones para el ejercicio pleno del derecho a la protesta social. 


Nuestra plataforma GRITA está verificando y triangulando las denuncias de violencia policial hechas por manifestantes en el marco de esta fecha. Esta herramienta siempre está abierta para recibir las denuncias de la ciudadanía y para brindar el acompañamiento pertinente, a través de este canal: https://www.temblores.org/grita


 

1 CIDH (2021). Observaciones y recomendaciones Visita de trabajo a Colombia. Recuperado de: https://www.oas.org/es/cidh/informes/pdfs/ObservacionesVisita_cidh_Colombia_spA.pdf.

86 visualizaciones0 comentarios

Commenti


bottom of page